Loading...
SHARE

http://www.emedtv.com/twittershare.html?status=Currently+reading+Problemas+Graves+on+eMedTV%3a+http%3a%2f%2fdigestive-system.emedtv.com%2fdonaci%c3%b3n-de-h%c3%adgado-video%2fproblemas-graves-video.html
Email Video

Problemas Graves

Clip Number: 20 of 26
Presentation: Donación de Hígado
The following reviewers and/or references were utilized in the creation of this video:
Reviewed By: Arthur Schoenstadt, MD
Video Link:
Embed Code:
Durante la cirugía pueden ocurrir diversos tipos de problemas. A continuación abordaremos algunos de los problemas más comunes o potencialmente más graves que pueden ocurrir durante o después de una cirugía de transplante de hígado.
En relación con el hígado en sí mismo, estos problemas incluyen:
* Problemas en los conductos biliares, como derrame de bilis, lo cual ocurre en 1 de cada 10 cirugías de transplante de hígado. Los derrames de bilis suelen cesar por sí mismos, pero en algunos casos requieren una atención especial o incluso una cirugía para controlarlos.
* El conducto biliar también puede angostarse después de la cirugía, lo cual se denomina "estrechamiento" y ocurre cuando se acumula tejido cicatrizal alrededor del conducto biliar. Dado que el tejido cicatrizal puede formarse durante un largo período de tiempo, este problema puede presentarse mucho tiempo después de la operación. Las constricciones ocurren en menos de 1 de cada 100 casos, pero si usted desarrolla un estrechamiento, puede ser necesario que para abrirlo se le coloque un tubo en el conducto, o que se realice otra cirugía para corregir el problema.
Otros problemas que podrían ocurrir son:
* Formación de coágulos o daño en los vasos sanguíneos conectados al hígado. Esto puede requerir la realización de estudios de rayos X adicionales o incluso otra operación.
* Hemorragia grave que requiera una transfusión de sangre u otra cirugía.
* E insuficiencia hepática. Esto puede ocurrir si el hígado restante no crece lo suficiente luego de la cirugía y no logra cumplir con sus importantes funciones. Si esto ocurre, puede ser que usted mismo necesite un transplante de hígado. Hasta el momento, esto ha ocurrido sólo una vez en los Estados Unidos, en una tasa de aproximadamente 1 de cada 1000 casos.
Esta cirugía también presenta algunos de los mismos riesgos asociados a cualquier tipo de operación importante. Los riesgos que se estima pueden ocurrir en más de 1 de cada 100 cirugías incluyen:
* Daños a los nervios o a la piel causados por la presión. Esto puede ocurrir como consecuencia de estar acostado sobre la mesa de operaciones durante varias horas, y es el problema que se menciona con más frecuencia. Algunas personas sienten un entumecimiento temporal en un brazo o dolores provocados por la presión. Esto ocurre en alrededor de 3 a 5 de cada 100 casos.
* Interrupción de la cirugía, que ocurre cuando el médico decide detener la cirugía pues considera que usted corre algún tipo de riesgo o que su hígado no está en condiciones para realizar el transplante. Esto también puede ocurrir cuando hay algún inconveniente en la operación del receptor que pudiera requerir detener el transplante. En los Estados Unidos, esto ocurre en aproximadamente 1 de cada 20 cirugías.
* Infección en la zona de la cirugía, que ocurre en alrededor de 1 de cada 20 casos.
* Hernia en el área de la incisión - en menos de 1de cada 20 casos.
* Acumulación de líquido en el pecho que requiere la utilización de un tubo de drenaje - 1 de cada 20.
* Obstrucción intestinal, que ocurre en alrededor de 1 de cada 33 casos durante la vida de las personas que han tenido alguna cirugía abdominal de importancia.
* Infección abdominal - alrededor de 1 de cada 100.
* Daño en el bazo, que sólo ha sido informado en casos en que se dona el lóbulo izquierdo, y que ocurre en menos de 1 de cada 100 cirugías de transplante de hígado.
* Y coágulos sanguíneos, incluyendo trombosis venosa profunda y embolismo pulmonar, en los casos en que el coágulo llega a los pulmones y causa problemas allí.
Es importante que sepa que la depresión es común después de situaciones estresantes, como una cirugía mayor. Si bien aún se desconoce la frecuencia exacta con que se manifiesta la depresión en donantes de hígado, en los donantes de riñón, la frecuencia con que sufren de depresión después de la cirugía es de aproximadamente 1 o 2 de cada 10 donantes sanos.
Nuevamente, EXISTE un riesgo muy pequeño de muerte durante esta cirugía. En la actualidad, alrededor de 1 de cada 500 donantes de hígado muere como resultado directo de la cirugía. En los Estados Unidos, han ocurrido dos muertes en más de 1000 transplantes de hígado realizados con donante vivo.
Si ocurriera cualquiera de estos problemas, el tratamiento a seguir dependerá del momento en que ocurra la complicación, su gravedad y otros factores que incluyen su estado general de salud. Es posible que deba permanecer en el hospital por un período más largo del estimado, y si ocurriera alguna complicación que así lo requiriera, puede incluso necesitar una transfusión de sangre o someterse a otra cirugía. Otros problemas pueden provocar una discapacidad permanente o la muerte. Consulte a su médico si tiene alguna pregunta o inquietud acerca de los posibles riesgos de esta cirugía.
 

Related Digestive System Articles

Terms of Use
Advertise with Us
Contact Us
About eMedTV
Privacy Policy
Copyright © 2006-2017 Clinaero, Inc.
eMedTV serves only as an informational resource. This site does not dispense medical advice or advice of any kind. Site users seeking medical advice about their specific situation should consult with their own physician. Click Terms of Use for more information.